¿Cómo caminan las hormigas boca abajo?

De hecho, muchos tipos de hormigas no pueden caminar boca abajo. Son sobre todo las hormigas que viven en los árboles las que pueden hacerlo.

Las hormigas que viven en los árboles tienden a ser excelentes trepadoras. Tienen garras diminutas en forma de gancho en los extremos de sus pies que les ayudan a caminar en la parte inferior de las hojas y las extremidades. Al igual que un escalador humano usa un gancho, las hormigas usan sus garras para aferrarse a los rasgos irregulares de la superficie.

Lo que a un humano le parece una superficie lisa, podría ser una superficie escarpada llena de puntos de apoyo para los pies de una hormiga. Pero incluso las hormigas tendrían dificultades para caminar boca abajo sobre una superficie realmente lisa.

Digamos que enterró un frasco de vidrio en el suelo con el borde al ras con la superficie del suelo. Las hormigas se acumularían en la parte inferior, ya que no podrían escalar las paredes.

Otros insectos comunes como las cucarachas no tienen problemas para caminar boca abajo sobre superficies realmente lisas. Como las hormigas y la mayoría de los otros insectos, las cucarachas tienen garras diminutas en los extremos de sus patas. También tienen almohadillas adhesivas especiales entre sus garras que pueden formar un sello hermético con una superficie lisa. ¡Es por eso que no tiene que preocuparse por las cucarachas que caen del techo!